[Crítica] El jardín de las palabras

Kotonoha_no_niwa-01

Esta pasada primavera Selecta Visión puso a la venta una nueva película de Makoto Shinkai. Tras Viaje a Agharta o 5 centímetros por segundo (ambas comentadas aquí en 9) le llegó el turno a ‘El Jardín de las palabras’ (言の葉の庭. Kotonoha no Niwa) otra historia sobre los sentimientos, sobre la pesadumbre y la fragilidad del corazón y sobre cómo cada pequeño detalle puede resultar de lo más significativo, tal y como nos recuerda una vez más el director japonés con todos y cada uno de sus planos en los que muestra cómo se puede encontrar belleza hasta en lo más mundano, aunque a veces no sea tan sencillo percibirla.

Kotonoha_no_niwa-28Los encuentros no premeditados entre el joven Takao y Yukino, dos desconocidos que se ven un día lluvioso en el parque Gyoen de Shinjuku, comienzan a verrse cada día que vuelve a darse una nueva precipìtación y, precisamente, al final de la primavera, en Tokyo es la temporada para ello. La curiosidad que despierta una mujer sola por la mañana sentada en un banco bebiendo cerveza y con más tabletas de chocolate a cuestas de las que muchos tenemos en nuestro frigorífico, propician que se establezca esa primera toma de contacto, esa ruptura del hielo o de la barrera invisible que podrían haber tenido esas dos personas que no sabían nada la una de la otra y que tan solo se resguardaban en el mismo área para no terminar calados hasta los huesos bajo esas tormentas torrenciales.

Kotonoha_no_niwa-10El sueño de Takao es fabricar zapatos y, aunque no deja de esforzarse para realizar diseños e incluso ir creando lo que buenamente puede con los materiales a los que su trabajo a media jornada le da para pagar, lo ve complicado. No sabe si podrá cumplirlo porque en cierto modo ve una pérdida de tiempo ir a clase, pero al mismo tiempo necesita graduarse del instituto para poder ir después a la escuela de oficios de zapateros. Del lado de la mujer con adicción al cacao y al zumo de cebada, tenemos a una joven unos diez años mayor que el protagonista de la que se nos cuenta que tuvo problemas y que por ello tuvo que abandonar su puesto de trabajo, que es la razón por la que se encontraba en ese parque aquel día que comienza esta narración de Shinkai en la que, en menos de una hora, entreteje las vidas de ambos con sus problemas e inquietudes, haciendo que se complementen como el hombre que realiza calzado y la mujer que asegura que necesita volver a caminar, al menos de un modo metafórico al no tener ningún impedimento físico para ello.

Kotonoha_no_niwa-05La historia de la relación entre Yukino y Takao está muy bien, es tan agridulce como las vistas en los dos filmes mencionados al inicio de este texto, esto de mostrar eso de que no todo sea perfecto, que no todo sean risas o festines con perdices es muy propio de este director que al igual que puede hacernos vibrar tan solo por mostrarnos una tarjeta de transporte como es la Suica, también nos recuerda que la gente es complicada y que las situaciones a veces o las obligaciones pesan más que el corazón o, dicho de otro modo y simplificándolo al extremo, es ese madrugón sin ganas para ir a trabajar sin que a uno le apetezca. Es eso de que muchas veces no ocurre lo que uno quisiera, sino que toca apechugar con otra cosa e incluso allanarse ese camino.

Kotonoha_no_niwa-29El realismo hasta el punto de ver Shinjuku en una vista aérea, estaciones de tren en las que podemos entrar o ese parque Gyoen que durante el verano salió en unas cuantas noticias internacionales al cerrarse como medida preventiva por la gripe dengue, es otro pequeño sello que hace más bonita esta película y más con esa calidad de dibujo y animación con las que los trabajadores de algún otro estudio y serie televisiva bien podrían aprender o bien ir a terapia de grupo al darse cuenta de veras de que lo suyo era para deprimirse a no ser que fueran esos gorilas a los que uno se refiere al ver ciertos desastres.

En el Jardín de las palabras se intercambian impresiones, sueños, secretos… y eso da pie a que parte de las cosas se resuelvan finalmente fuera de él, para después volver durante otra estación completamente diferente a intentar ponerle punto y final a esa etapa, a ese capítulo vivido, porque la vida sigue y las promesas continúan aunque vayan unidas a versos que permanecerán para siempre y cuya temática es precisamente la lluvia, aunque os animamos a escucharlos por vosotros mismos, de boca de los personajes que protagonizan esta nueva obra que no solo está en DVD en las tiendas, sino también en una edición de BD combo con un libro en el que se encuentran bocetos, fichas de personajes y las impresiones Arata Kano, el novelista que adapta en papel los guiones de este director de animación que una vez más nos ha llevado a su terreno.

Sobre Rosi Ortega 358 Artículos
Apasionada de los cómics, la sociedad japonesa y los videojuegos. Twitter personal: @WishRosi

1 Trackback / Pingback

  1. Your name, lo nuevo de Makoto Shinkai, licenciado en España - nueve

Deja un comentario