[Reseña] Ataque a los titanes [03-14/??]

39

A un ritmo de un capítulo mensual va publicándose el manga de Ataque a los titanes (進撃の巨人, Shingeki no Kyojin) del que el pasado año se realizó una adaptación al anime de una parte de lo que se había publicado hasta el momento. Actualmente, se acaba de lanzar hace no demasiado el tomo decimocuarto con el que quedan así recopilados ya un total de 14 de tomos de este shonen del que su autor, Isayama Hajime planea cerrar la historia en el vigésimo si la cosa no se tuerce o si no recibe presiones por parte de la editorial para continuar alargando el chicle de lo que continúa siendo un boom ya no solo en Japón, sino en muchos otros países a los que se ha sumado España, mercado en el que tenemos tanto los manga con el sello de Norma Editorial, como los volúmenes de anime con el de Selecta Visión.

Aquí en nueve podéis leer ya la crítica sobre los cuatro primeros episodios del anime, y también otra más reciente comentando aspectos del quinto al decimosexto. En el plano del manga, que es el referente al propio post del día de hoy, podéis leer una reseña sobre los dos primeros numeros y también otra sobre el número cero que nació bastante antes de que su autor terminará de darle forma a esa idea que tenía sobre humanos recluidos enfrentándose a titanes.

2Ahora bien, ¿cómo continúa Ataque a los titanes desde el tercer tomo? ¿Cómo está la serie ahora mismo? ¿Ha ido perdiendo fuerza como ocurre con otros shonen de peleas? En todos estos tomos, los misterios sobre los titanes se han ido disipando en parte, aunque sigue habiendo más dudas. A pesar de ser un shonen de acción, no se puede decir que haya habido demasiados combates, sino más bien charlas sobre posibles estrategias militares y formaciones técnicas que llevas a cabo, que después siempre se rompen ya que o bien Eren no responderá adecuadamente al no saber controlar su poder y tener miedo de sí mismo o directamente se encontrarán con titanes dotados de gran inteligencia y que se las saben todas, como pueden ser una titán que es con la que acabará la serie de animación o, posteriormente, el titán acorazado y el titán colosal que fueron los que comenzaron todo este nuevo jaleo, es decir, los culpables de derribar el muro María al inicio de la historia, pero no por ello son los primeros titanes, ya que los humanos llevaban recluidos en sus tres muros varias décadas precisamente para protegerse de esos gigantescos enemigos.

3De un tomo para otro se va notando evolución en el dibujo de Isayama, pero igualmente sigue habiendo trazos confusos en rostros y anatomía, aunque lo que está claro es que los escenarios (muros, casas, castillos) sí que se le dan bien, por lo que se nota que tiene controlados el tema de perspectivas y el dibujo líneal, siendo aún su asignatura pendiente el dibujo a mano alzada aunque va haciendo sus pequeños progresos.

Se muestra siempre cómo hay centenares de soldados que en cada nueva expedición pierden la vida, lo cual no deja de ser sorprendente contando con que el mayor porcentaje de gente no es militar y también que si hubiera tantísimas bajas de manera tan continua, la especie humana estaría mucho más al borde de la extinción de lo que se muestra. Perdonando ese detalle, ya que a fin de cuentas no se dan cifras al respecto de cuantos nacimientos hay, de qué edad a qué edad están dentro del cuerpo los que se alisten o el número de censados reales dentro de los tres muros, lo que sí que diré es que el autor quizás debería aprender un poco de George R.R. Martin y soltarse un poco a la hora de matar a los personajes más principales, ya que no son pocos los que se nos van presentando con cierta relevancia, pero que bien podrían ser sacrificados para que la serie sea algo más cruda y también para que sea más realista en el sentido de que si son muchos los que pierden la vida, ¿por qué no iban a estar entre ellos algunas caras conocidas incluso dentro del escuadrón de elite de Levi, al que solo va lo mejor de lo mejor?

23Los flashback son uno de los recursos que utiliza el autor en su justa medida al mismo tiempo que aprovecha para profundizar en algunos personajes contándonos historias sobre ellos que en cierto modo vayan a servirnos también para comprender mejor lo que está ocurriendo o para crearnos nuestras hipótesis y teniendo en cuenta que siempre nos deja colgados en lo más interesante y que de un tomo para otro son unos cuatro meses en el caso de Japón (cada dos en el caso de España, donde saldrá el noveno en unos días), da tiempo a bastantes cavilaciones, incluso para los que lean cada episodio todos los meses por comprarse la revista Bessatsu.

ataque-a-los-titanes-erenQueda aún un largo trecho para saber si los humanos le ganarán la batalla a los titanes, si Armin y Eren cumplirán su sueño de conocer el mundo exterior o qué es lo que se esconde en el sótano de la casa de Eren, dónde está su padre y un largo etc. de cosas que se ponen sobre la mesa desde prácticamente el principio, pero en todos estos tomos se han visto escenas de lo más interesantes y como comentaba, el autor es un maestro de los cliffhanger, por lo que siempre, arco tras arco, o incluso episodio tras episodio, querremos saber qué pasa a continuación con estos valientes jóvenes que se cuelgan por los árboles y los tejados con su maquinaria de combate y que son unos auténticos supervivientes tras haber provocado tantas bajas.

El nivel de Ataque a los titanes no ha bajado en absoluto, tampoco es que de repente se haya convertido en una serie novedosa y espectacular, es decir, no reinventa nada que no se hubiera visto ya en otros shonen, pero es muy entretenida, no se hace nada pesada y sus personajes molan lo suficiente como para entrar dentro de esa fiebre que devora almas sin cesar.

Sobre Rosi Ortega 351 Artículos
Apasionada de los cómics, la sociedad japonesa y los videojuegos. Twitter personal: @WishRosi

Sé el primero en comentar

Deja un comentario