[Reseña] Catwoman [Tomo 4]

cubierta_catwoman_num4.inddTras tres primeros tomos de Catwoman en los que tuvimos cambio de guionista de Judd Winick a Ann Nocenti, seguimos con esta señorita en este cuarto tomo recopilatorio de las aventuras de Selina Kyle que está más apagada que de costumbre y ha perdido gran parte de su erotismo, después de que muchos fans se quejaran de que fuera demasiado sexual, cuando es algo que realmente siempre ha estado ligado con el personaje.

En Catwoman 4 se nota aún más que de momento ha quedado atrás el estilo narrativo de uno de los encargados de hacer del Caballero Oscuro un grande en su serie, mientras que se empieza a perfilar más todo lo que va ligado a la muerte en la familia de ese hombre murciélago que aunque sigue teniendo una relación pintoresca y especial con la felina, ha perdido parte de su chispa.

En estos capítulos, un conocido villano, el Pingüino está por Gotham haciendo de las suyas, mientras que ocurren también algunas cosas con la perista de Catwoman y ésta se pelea con Batman. Todo ocurre un poco sin resultar emocionante en absoluto, como si fueran simplemente capítulos de relleno antes de llegar a algo mayor que esté por venir o simplemente puede que sea porque se está intentando darle un ritmo más pausado a esta chica alocada que nos traía a todos de cabeza y especialmente al detective Carlos Álvarez con el que había una tensión sexual de aúpa y que parece que esté evaporándose por arte de magia, sobre todo al incluirse a otra fémina que está detrás de este personaje con el que podrían sacarse escenas de lo más interesantes y divertidas siempre y cuando entre por ahí nuestra sensual gatita, si es que vuelve a salir en sujetador o demostrando que sabe que los hombres la desean y que le resulta divertido aprovecharse de esa situación.

No es que el tomo cuatro esté mal, pero le falta algo, como más acción, diálogos más elocuentes y una trama que avance a mayor velocidad sin mostrársenos a una Catwoman medio empanada que parece que tenga miedo, cuando si por algo ha destacado Selina es porque no le importaría perder sus siete vidas de golpe, porque se las ingeniaría para robar algunas de reserva antes de que fuera exhalar su último suspiro y si no, siempre confiaría en caer de pie como gata que es. Habrá que ver cómo se sigue desarrollando la historia, porque al menos esta guionista que no me termina de convencer, ha sabido meter un buen cliffhanger al final con una chaladería que puede hacer que la protagonista saque sus uñas y tire de su impetuosidad para salvar el tipo, ya que se avecinan peligros mucho mayores que los que se han visto en este tomo en el que no había prácticamente nada que pudiera poner entre rejas o arena a la joven huérfana que adora las joyas y los lujos.

¿Será el quinto tomo más intenso? ¿Retomará otro camino su guionista? Esperemos que sí, porque aunque este no ha estado mal, el ritmo narrativo anterior (sobre todo el llevado por Winick) funcionaba bastante mejor y tenía más en vilo al lector. Lo que está claro, es que aquí estaré yo para comentaros las impresiones sobre esa lectura.

Sobre Rosi Ortega 358 Artículos
Apasionada de los cómics, la sociedad japonesa y los videojuegos. Twitter personal: @WishRosi

Sé el primero en comentar

Deja un comentario