[Crítica] Senran Kagura

Senran Kagura - ED - Large 03

El año pasado se emitió por televisión en Japón la serie Senran Kagura (閃乱カグラ), adaptación del primero de los videojuegos de la franquicia homónima de la que os mostré unas figuritas recientemente y también de la que nos llegará ese mismo título a Europa a finales de este mes, bajo el nombre Senran Kagura Burst. Esta serie consta de tan solo doce capítulos y ha sido animada por ArtLine, que puede que no os suenen, pero llevan casi 40 años en la industria, tanto trabajando en series de manera completa, como ayudando a otros estudios como pueden ser Madhouse, Tatsunoko o AIC. Aun así, son los encargados de series conocidas como Bokura ga ita o Mushishi, por lo que no son unos desconocidos en absoluto, es solo que no son uno de esos de los que todo el mundo habla.

Senran_Kagura-02A pesar de que Senran Kagura consta de tan solo doce episodios, estos son suficientes para conocer no solo lo primordial de las diez chicas principales (las cinco del instituto Kokuritsu Hanzo Gakuin más las cinco rivales del Homura Gurentai), sino también a algunos de los maestros de estas. Obviamente, se podría haber profundizado más, pero con todo metido bastante como broma y habiendo tenido dos grandes enfrentamientos entre las dos facciones con un malo en común al que derrotar, es para conformarse.

Lo más curioso de la serie no es que todas sean chicas, ni que su ropa parezca de papel, sino que cada una de ellas tiene realmente su estilo de lucha completamente al del resto de sus compañeras, aunque entrenan juntas cada día y, además, todo el tema de estar medio desnudas se explica diciendo que así son mucho más fuertes y ágiles, aunque estén menos protegidas. En muchas otras series hemos visto esto mismo de las ropas que terminan hechas trizas con un simple puñetazo (Ikkitousen, Tenjou Tenge), pero en esta ocasión, hace gracia que respondan a lo que uno siempre se pregunta sobre las vestimentas y sobre lo poco que parece importarles llevar trapillos que no aguantan ni un asalto, cuando están acostumbradas a luchar sin parar.

Senran_Kagura-05Gran parte del éxito de Senran Kagura no se debe solo a su jugabilidad (que en el anime, obviamente, nada de nada) sino también a su estética moe con unos diseños en los que además de haberse exagerado los atributos femeninos para que destaquen a base de bien, también se han dibujado unas caritas angelicales que se ganan el corazoncito de cualquiera, especialmente si hablamos de Hibari, una pequeñita con ojos con tréboles de actitud tímida que es el acabose. Aunque en realidad todas tienen su aquel, están las chicas duras, las medio psicópatas, las pervertidas… cada una es de un modo y aunque compartan algunos gustos o aspectos, no hay ni una que sea igual a las demás.

Aunque a España no ha llegado en formato físico, sí lo ha hecho en otros países vecinos y además se ha emitido por streaming desde algunos de los canales que todos los aficionados al anime conoceréis bien, pero el caso es que en esos canales tampoco se incluía nuestro país y la manera de verla era cambiando la IP del ordenador para meterle una por ejemplo de Estados Unidos, para, ya puestos, ver más cosas además de esta serie de ninjas.

Senran_Kagura-07Sé que esta no es una serie que vaya a pasar a los anales de la historia, pero me encantan los ninjas, me gustaba mucho el diseño de las chicas y Senran Kagura es una franquicia a la que llevo siguiendo la pista desde que se anunció el primero de sus títulos. Como no me esperaba absolutamente nada de la serie e incluso pensaba que sería un coñazo insufrible, me he llevado la grata sorpresa de que me he reído bastante con algunas escenas y de que he disfrutado viéndola, lo cual ya es bastante más que lo que puedo decir por ejemplo de Naruto, de la que hace años me tragué decenas de episodios (de antes del primer relleno) y no me caló en absoluto, aunque los juegos de Cyberconnect 2 me encantan, sin embargo.

Senran Kagura es un anime del montón, con muchísimo fanservice y con el que podremos conocer un poco a cada una de las ninja que aparecen en Senran Kagura Burst, si bien no aporta ningún dato de historia nuevo. Eso sí, el modo tan exagerado de mostrar braguitas a cada plano o esos botes y giros tan bestiales que tienen los pechos de las chicas, me hacen pensar que en realidad cuando se les rompe la ropa, la meten ahí dentro para que se les laven esos retales, a modo de técnica secreta shinobi, un ninpo poco contundente contra el enemigo, pero de lo más limpio.

Especial mención se merecen las actrices de doblaje, que hicieron un trabajo fabuloso con sus respectivos papeles, encajando a la perfección cada uno de los timbres escogidos para cada chica y situación. Aunque esto era de esperar tratándose de las mismas que ya habían prestado sus voces en el videojuego original.

Sobre Rosi Ortega 355 Artículos
Apasionada de los cómics, la sociedad japonesa y los videojuegos. Twitter personal: @WishRosi

Sé el primero en comentar

Deja un comentario