[Crítica] 5 Centímetros por segundo

5cm_por_segundo_Makoto_Shinkai-01Gracias a la edición en BD combo de 5 centímetros por segundo (秒速5センチメートル) me he vuelto a ver esta película de Makoto Shinkai que cuenta la historia de amor de Takaki y de Akari de un modo de lo más original y bonito, aunque también triste, teniendo ante nosotros un dramón con una música preciosa y una animación con unos planos llenos de paisajes y con perspectivas o enfoques fuera de lo común dentro del anime, pero que forman parte del sello personal de este director, como se ha podido comprobar en otros trabajos suyos anteriores a este (Kanojo to Kanojo no Neko) o en posteriores (Viaje a Agharta).

5cm_por_segundo_Makoto_Shinkai-17En 5 centímetros por segundo (cuyo título viene por la curiosidad de ser ésa la velocidad a la que caen los pétalos de cerezo de los árboles, según explica Akari al principio del filme) tenemos tres historias sueltas en las que se ve primero la niñez de los dos personajes, después su adolescencia y por último los vemos de adultos. En cada una de esas etapas, todo tiene como protagonista a Takaki Tohno, el chico que está enamorado de su amiga y compañera de la infancia desde siempre y que aunque ella le corresponde, al separarse por motivos familiares, la pareja tendrá siempre su corazón unido y se tendrán en la mente, pero sus vidas irán por caminos diferentes y dependerá de su pasión y del azar, el que sean felices y lleguen a encontrarse o el que no lo sean y deban conformarse con estar con cualquier otra persona por matar un poco la soledad que les carcome por dentro, o directamente opten por estar solteros toda su vida. Son pocas opciones, todas muy diferentes y, con cualquiera de ellas sufrirían ya que para que se diera la del final más feliz, inevitablemente lo pasarían mal durante años hasta ese desenlace, ya que todo el tiempo en el que dependen de otras personas para tomar sus decisiones importantes abarca un gran número de años, al no tener voz ni voto un par de niños con respecto a dónde vivir mientras tengan que hacerlo con sus progenitores por no tener recursos económicos ni la edad suficiente como para intentar perseguir su amor casi imposible.

5cm_por_segundo_Makoto_Shinkai-32 La música de 5 centímetros por segundo, como decía al inicio del post, es realmente preciosa y además súper conmovedora, especialmente su ending cantado por Yamazaki Masayoshi, cuyo tema One more time, one more chance, pone los pelos de punta, especialmente en el momento cumbre en el que suena, cuando probablemente las lágrimas de la mayoría de espectadores estén corriendo por las mejillas tras esta historia de amor. Si queréis escucharla, lo podéis hacer desde aquí, aunque realmente como os tocará hondo es viendo esta película tan recomendable.

¿Creéis que todo se olvida con el paso del tiempo? ¿Que las emociones se borran? Makoto Shinkai quiere hacernos pensar que no, que hay sentimientos tan fuertes que no es que dejen huella, es que jamás nos abandonarán, sin importar lo que suceda, la distancia o el tiempo transcurrido, hay cosas que permanecerán inalterables. Es un pensamiento romántico, pero según el enfoque dado, no tiene porqué ser algo positivo, ya que lo que podría ser el motivo de nuestras sonrisas y alegrías también es la fuente de nuestro dolor.

5cm_por_segundo_Makoto_Shinkai-30La calidad de la animación es asombrosa y se nota en cada fotograma cómo se lo curra su director, notándose además que tiene grandes conocimientos sobre fotografía además de sobre dibujo y anime, ya que cada encuadre es increíble. Si lo juntamos a la narración que nos tendrá en vilo siempre al estar tocándose en cada momento los corazones de Takaki y Akari, pese a no hacerlo sus cuerpos, ya sí que no queda ni un solo motivo por el que no deberíais ver esta película y menos con lo bien que se ve el BD que está a la venta en nuestro país, como podéis comprobar en las imágenes que os dejamos como cierre.

Sobre Rosi Ortega 355 Artículos
Apasionada de los cómics, la sociedad japonesa y los videojuegos. Twitter personal: @WishRosi

2 Comments

1 Trackback / Pingback

  1. [Crítica] El jardín de las palabras - nueve

Deja un comentario