Visitando el hogar de Kenshiro y Ryo Saeba (II)

Coamix

 

Como lo prometido es deuda, vamos con el segundo (y último capítulo) de nuestro visita al hogar de Kenshiro y Ryo Saeba, es decir, que hoy, tras haber hablado del Zenon Café y de algunas de las cosas que nos dijo uno de los gerentes de la editorial Coamix, me gustaría que vierais un poco cómo es el Sora Zenon y sobre todo sus oficinas tan llenas de mercha y de papelotes con correcciones, ideas para las series (tanto de manga como anime) en las que trabajan, etc., aunque de los papeles no nos dejaron tomar fotos para no desvelarle a nadie cosas que fueran a salir más adelante en la revista o por materiales añadidos en los tomos que no hubiera en la revista.

No sé si sabréis que en Kichijoji existe una leyenda que dice que las parejas que van a las barcas del lago cercano (que prácticamente se une con el pueblecito de Mitaka) discuten y que lo más probable es que corten. Bien, el caso es que hay un antídoto para evitarlo y se trata de rezarle al dios Zizo que está nada menos que en el edificio de Coamix en el que tienen sus oficinas, el Sora Zenon en el ático y un Zenon Bar (de pinchos y brochetas de pollo) en una terracita. Este lugar se conoce como el Zizo Building y hay un montón de parejas que se pasan por ahí porque son un poco supersticiosos y temen que su feliz vida de enamorados pueda acabarse por ir a dar un paseo en barca. Que uno diría algo así como “oye, pues si tienes miedo, no vayas en barca”, pero los japoneses que son muy listos y no quieren chafarle el negocio a nadie, y que además tienen un dios para casi cada cosa, tienen ahí a su Zizo.

CoamixAl igual que sucedía en el Zenon Café, el Sora Zenon tiene una decoración muy disimulada en cuanto se refiere a manga y de hecho la tiene aún más ya que parece un bar pijillo de licores extraños como de wasabi o jengibre y tiene una estupenda terraza con unas vistas asombrosas. Sin embargo, si uno se fija, todo el suelo son viñetas.

Pero el paraíso para los fans y un poquito de suplicio para los trabajadores, aquí en el Zizo son sus oficinas en las que se encargan de hacer que cada número nuevo de la Comic Zenon salga sin problemas y a buena calidad y que los anime de sus adaptaciones como North Star Pictures también estén listos cumpliendo unos estándares mínimos.

CoamixEn sus oficinas pudimos ver algunos originales y una estantería llena de merchandising con el que trabajan y que nos llamó enormemente la atención. Ahí había varias figuritas, ediciones en diferentes idiomas de algunos de sus tomos de manga, unas gafas como las de Umibouzu de City Hunter… la mayoría de estas cosas se pueden comprar desde su página web o en tiendas especializadas de manga, aunque en el caso de los manga en otros idiomas, lo más sencillo es irse a Francia o a Italia.

Algo muy curioso es que para la mayoría de revistas de seinen en Japón contratan a modelos de verdad como reclamo al salir medio desnudas en la portada en grandote o, como poco en pequeño en un lateral visible contando que en las páginas centrales hay más fotos eróticas de estas mujeres. Sin embargo, en la Comic Zenon esto no ocurre ya que no quieren que la gente compre su revista por las tetas, sino porque realmente les interesen los mangas que se serializan y que además son muy numerosos ya que la revista es un buen tocho y sale bien rentable para los 650 yens que cuesta (unos 5 euros al cambio).

CoamixEs curioso, porque pese a que la revista no sea erótica, simplemente por el hecho de estar pensada para adultos y tener algunos manga algo violentos, ya no se vende en los quioscos normales de por la calle, sino que hay que ir a librerías más grandes o a tiendas especializadas en las que tengan un poquito de todo. Por eso, cuando bajamos de Narita al llegar que íbamos como locos a buscar la de ese mes, no encontramos más que unas pocas revistas en plan Jump, Shonen Sunday, etc. y no fue hasta por la noche en una librería enorme del barrio donde nos hospedábamos que la vimos, además estuvimos atentos en prácticamente cada lugar al que entrábamos y solamente se encontraba por donde os digo, igual que pasa por ejemplo con la Young Magazine o la Young Animal.

CoamixPor qué se montaron el chiringuito en Kichijoji os preguntaréis. Nos contaron que era primero porque es mucho más barato que en Tokyo a pesar de estar a un paso y que además tanto Tetsuo Hara como Tsukasa Hojo viven ahí, por lo que ahora lo tienen aún más fácil para ir a la editorial cuando les toque para entregar los originales y hablar con el editor jefe al que, por cierto, podéis ver en la foto de la izquierda junto a Moi y a mí.

No sé si fue suerte o que se lo supieron montar muy bien para hacerse precisamente con el Zizo Building, pero desde luego pocos lugares tan emblemáticos puede haber en Kichijoji, donde precisamente todo el mundo que pasa por allí procura ir por las barquitas, aunque a nosotros se nos hizo tarde y no pudimos acercarnos, aunque sí pudimos despedirnos de ellos dejándoles que nos escogieran un menú para cenar en su Zenon Bar, de donde salimos rodando tras comer tantas brochetas de pollo.

Para nosotros fue un placer poder estar dentro de una editorial de manga japonesa y más aún dentro de Coamix, por lo que estamos contentísimos y ya no solo por lo que pudimos ver, sino por lo que aprendimos y que ahora estamos compartiendo con vosotros.

Como sabemos que os gustan las fotos, ahí os dejo unas cuantas más para veáis bien cómo era esto de lo que os he hablado hoy.

Sobre Rosi Ortega 355 Artículos
Apasionada de los cómics, la sociedad japonesa y los videojuegos. Twitter personal: @WishRosi

2 Trackbacks / Pingbacks

  1. [Crítica] King of Thorn - nueve
  2. Cat's Eye finaliza en la Comic Zenon de este mes - nueve

Deja un comentario