Visitando el hogar de Kenshiro y Ryo Saeba (I)

Coamix

 El pasado mes de septiembre, Moises y yo fuimos a Kichijoji en Tokyo, ya que habíamos quedado con Iwasaki-san, el responsable de prensa y uno de los gerentes de Coamix y North Star Pictures, que como bien sabéis, son las empresas bajo las que salen la revista Zenon cada mes y las adaptaciones en anime de sus propios productos, como pueden ser DD Hokuto no Ken o Gifu Dodo.

Nuestra cita dio mucho de sí, por lo que he decidido partirla en dos artículos ya que realmente son dos viajes los que hicimos, por un lado está lo relacionado al Zenon Café (el post de hoy) y por otro el de Sora Zenon más las oficinas (el siguiente post que llegará la próxima semana). Si os gusta el manga y en especial os sentís atraídos por el de cosas que de moe por lo general tienen poco, ya que ni Kenshiro ni Ryo Saeba (los dos referentes de la editorial) tienen precisamente un diseño a lo K-On!! estad atentos a las imágenes y al texto en sí, porque seguramente cuando hagáis una visita a Japón os queráis dejar caer por estos lugares y os vengáis con una revista Zenon bajo el brazo.

CoamixLo primero que llama la atención según uno entra al Café Zenon es el ver a Kenshiro de Hokuto no Ken (El puño de la Estrella del Norte) a escala 1/1 dándote la bienvenida con esa pose suya tan seria y al mismo tiempo cautivadora para los fans de su obra. Cabe decir además que el local, pese a ser de una editorial y querer promocionar sus productos, no está para nada sobrecargado de frikadas, sino que es más una decoración puesta con muy buen gusto en plan un poquito aquí y otro poquito allá, ya que nuestro anfitrión dijo que decidieron ponerlo así para no estar cerrados tan solo a los que ya les conocen, sino que cualquiera pudiera acercarse y echar un vistazo a los manga que hay por ahí o a las páginas que hay siempre de autores noveles puestas de exposición. Incluso nos dijo que a pesar de ser Kichijoji un pueblo bastante pequeño, allí todo el mundo conocía ya este local y que les estaba funcionando muy bien y que no dejaba de acercarse bastante gente para tomarse un café tranquilamente y, quizás, interesarse un poco por cosas como Cat’s Eye, Ikusa no Ko o Shinsengumi Shinkonka.

Ellos pueden decir que su local no es muy manga, pero desde luego el ver a Kenshiro como réplica del creado por Hara y Buronson, que esté todo lleno de originales, que incluso haya tomos en las lámparas y que hasta los baños sean como viñetas y te hagan partícipe de ellas, a nosotros nos han hecho pensar lo contrario. Es cierto que no tiene nada que ver con los temáticos como pueden ser el de Danganronpa, el de Yotsuba o el Tales of Café (que coincidieron con nuestros días en Japón), pero eso no significa que no le vaya a entrar todo por los ojos a alguien que sepa apreciar realmente qué es lo que tiene delante en lugar de pensar que hay unos pocos cómics y un par de muñequitos.

Coamix

Hace unos años aún teníamos la suerte de tener al menos los anime de series clásicas como El puño de la Estrella del Norte, City Hunter, Cat’s Eye… sin embargo entre la crisis y la vertiente actual de otro tipo de series, estas apuestas están quedándose un poco en el olvido. En el plano del manga nunca tuvimos demasiada suerte, ya que algunas series no llegaron a intentar editarse jamás, mientras que todas las demás aquí citadas (e incluso Family Compo), quedaron incompletas en nuestro país entre diversas cancelaciones hace muchos años por parte de Planeta y Norma y ya el reciente pitote de MangaLine, sobre el que no quiero entrar en detalles, pero que seguro que conocéis y recordáis, algunos con más dolor por tener series colgadas ya no solo como City Hunter, sino como GTO u otras tantas.

Al ser la Comic Zenon una revista completamente nueva hecha por un grupo de gente que se fue de la Jump de Shueisha y que se llevó consigo precisamente a Hara y a Hojo y se buscó otros tantos autores más, y contando con que precisamente desde entonces ya ni olemos ni una de sus series, quisimos saber si hay posibilidades de que lleguen por aquí. Al mismo tiempo, Iwasaki-san se preguntaba si en nuestro país hay fans de ellos ya que a veces, cuando ninguna empresa te contacta, no sabes realmente si hay público, porque no tienes un trato directo con él. De modo que la conversación fue muy curiosa, ya que ellos quieren que su manga llegue y nosotros queremos tenerlo en papel a ser posible, pero como poco ya nos llega con que sea en formato digital, ya que no son pocos los que ahora leen en sus tabletas, kindle, etc. y que a un precio bajo pasarían por caja.

CoamixEl caso es que si se fueron de la editoria Shueisha y se montaron su tinglado es para poder hacer mejor las series que les gustan y como a ellos les gustan, sin tanta restricción y además al llevar ahora los capítulos de manera mensual en lugar de semanal, los autores tienen más tiempo para elaborarlos con una mayor calidad. Pero esto no tiene nada que ver con que las series no nos lleguen, al menos no por su parte, ya que siguen estando abiertos a negociaciones con editoriales extranjeras, pero de momento no son muy famosos fuera de Japón y no han recibido muchas ofertas, quitando de Francia y poco más.  Además, aunque les gustaría sacar cosas online, no lo van a hacer por el momento hasta que no tengan muy claro cómo hacerlo sin estar con el miedo a que la gente lo piratee y se pasen los capítulos por plataformas de descarga directa o como sea, ya que piensan que quizás lo compran dos gatos y luego lo leen muchísimas más personas, pero sin gastarse nada, ni aunque lo dejaran a un precio simbólico porque piensan que todavía hay mucha gente que opina que todo lo que esté en internet es gratuito sí o sí.

CoamixExisten un montón de historias sobre costumbres japonesas que en muchas ocasiones no tienen nada de cierto, ya que muchas veces por tratar de llamar la atención se cuentan rarezas como si fueran lo habitual. Al mismo tiempo, es más que evidente que su cultura difiere de la nuestra en muchos aspectos, para empezar en su teatro con sus máscaras de Kabuki o en un gran número de aspectos tradicionales que aquí nos son de lo más ajenos salvo que tengamos interés en conocerlos. No obstante, hay cosas que son prácticamente iguales y que uno no se iba a imaginar para nada. Si echamos la vista atrás a las revistas de cómic y tebeo que teníamos entre los años 70 y 90 tanto de las que se compraban sueltas en el quiosco como DDT, Tiovivo, Guai, TBO, Víbora o los suplementos de los periódicos dominicales, nos damos cuenta de que nosotros también teníamos hasta hace no tanto revistas con distintos cómics de diferentes autores ahí a mano y que después todo eso solía terminar en un libro o tomo independiente. Algo similar a lo que ocurre en Japón con sus revistas de manga que luego van saliendo en tomos. La gracia de esto es que el paralelismo no acaba ahí, sino que Iwasaki-san nos contó que en Japón la venta de estas revistas ha descendido un 30% en ventas, sobre todo por el boom de los smartphones, ya que estaban pensadas para leer en el metro, en esperas, etc. y ya uno se va a los tomos recopilatorios para leerlo todo tranquilamente en condiciones. Aquí justo empezaron a desaparecer una tras otra (salvo por El Jueves que continúa dándolo todo) cuando comenzó el boom de internet ya en serio y lo mismo pasa con otras tantas publicaciones en papel al cobrar el online tanta fuerza.

Coamix

En España lo que más funciona es el shonen, sin embargo la Comic Zenon es seinen y no es la única revista así que hay en Japón, por lo que nos preguntábamos qué tal funcionaba eso y si sucedía como aquí, que prácticamente todo el mundo se vuelca con series como One Piece o Naruto o si está un poco más equilibrado. La respuesta que se nos dio es que allí hay mangas para todos los gustos y grupos de edad o trabajo y que realmente todo funciona bien. Hay mangas para oficinistas, para madres, para padres, para médicos… prácticamente para cualquier cosa que nos podamos imaginar hay varios manga, algunos en formato 4-koma y otros tantos con historietas más elaboradas, pero el caso es que el cómic nipón está tan arraigado en su cultura que siempre habrá algo que interese a cualquier ciudadano y todos terminarán leyendo alguna serie por la razón o circunstancias que sean. Ojalá aquí la cosa vaya cambiando, ya que en nuestro país la verdad es que siempre ha habido mucha cultura del tebeo y del cómic y es una lástima que la tendencia popular de pensamiento sea que es para niños/chavales y que la afición se abandone en gran medida al alcanzar la edad adulta, ya que hay series de lo más interesantes a las que no habría que dar la espalda como pueden ser Team Medical Dragon o Regreso al mar.

Os dejo con unas cuantas fotos más de este local tan agradable en el que cada café va siempre con un dibujito de lo más chulo (incluso los tienen hecho de personajes de DD Hokuto no Ken como Kenshiro, Toki y Raoh). Y el lunes próximo podréis leer cosas sobre el Sora Zenon, las oficinas de esta editorial y unas cuantas más de las que charlamos con ellos.

Sobre Rosi Ortega 355 Artículos
Apasionada de los cómics, la sociedad japonesa y los videojuegos. Twitter personal: @WishRosi

1 Trackback / Pingback

  1. Visitando el hogar de Kenshiro y Ryo Saeba (II) - nueve

Deja un comentario