(Crítica) Hanasaku Iroha [01-13]

Hanasaku Iroha - OP1.5 - Large 01

 

La semana pasada llegó a casa el primer volumen de Hanasaku Iroha (花咲くいろは) la nueva serie editada por NISA y de la que sacará el segundo y último volumen en verano.

Si por algo le tenía especiales ganas a este anime, no era por su argumento, ni porque fuera una adaptación de un manga de la Joker GanGan, sino por los diseños de Mel Kishida, que es quien se encargó también de la misma labor -creando unos preciosos personajes- en la trilogía de Arland de la saga Atelier de Gust.

Hanasaku Iroha - 01 - Large 02Hanasaku Iroha comienza presentándonos a una adolescente normal, que vive con su madre hasta que ésta, un buen día, le dice que se tiene que ir a vivir con su abuela al pueblo, porque ella prefiere vivir sin ataduras y disfrutar de su nuevo novio a solas.

Esto le cambia la vida a la protagonista, Ohana, al tener que mudarse y cambiar por completo de aires, teniendo ahora que ir a un nuevo instituto y conociendo a un montón de gente nueva, pero sobre todo viéndose trabajando como una mula cada día para que el negocio de su abuela (una posada tradicional con onsen) siga yendo viento en popa.

Hanasaku Iroha - 03 - Large 29Esta primera mitad de la serie es de lo más tranquilita y en ella se muestra el día a día de Ohana en un slice of life que va enganchando cada vez un poco más y en el que, aunque ella es la protagonista, se van conociendo también las vidas del resto de personajes de su alrededor y eso es lo más interesante de todo, porque así sabemos por qué cada uno se comporta del modo que lo hace o cuál es la razón por la que están trabajando en Kissuiso.

La evolución de personajes y las situaciones que se dan en Kissuiso son de lo más entretenidas, aunque el que no tenga un argumento en condiciones global que una todos los episodios -sino que es más bien un fondo sobre el que poner distintas aventuras de la prota- y que no se termine de decantar por comedia ni drama, sino que esté en un punto intermedio, puede ser algo que eche atrás a muchos, aunque yo creo que deberíais darle una oportunidad como poco por disfrutar de los diseños de Mel Kishida y de las caras tan divertidas que tienen sus personajes continuamente.

Hanasaku Iroha - 10 - Large 15Hanasaku Iroha (a falta de saber cómo va la cosa para los siguientes trece capítulos que restan del anime) es una serie simpaticorra que especialmente gustará a los amantes de la cultura japonesa, porque se van viendo pequeños detalles de cosas de allí de lo más tradicionales y curiosas, aunque sea en muchos de refilón.

No es una serie que pasará a los anales de la historia, pero al ir de menos a más y tener esos diseños de personaje tan bonitos de los que se puede disfrutar además mucho en el artbook que va en la edición especial de NISA, sí que le he cogido algo de cariño ya tan rápido y me ha dejado con muchas ganas del segundo volumen, que podría centrarse más en el romanticismo (por como acaba el decimotercer episodio).

Sobre Rosi Ortega 355 Artículos
Apasionada de los cómics, la sociedad japonesa y los videojuegos. Twitter personal: @WishRosi

2 Trackbacks / Pingbacks

  1. Daily Lives of High School Boys en verano en América - nueve
  2. (Crítica) Hanasaku Iroha [14-26] - nueve

Deja un comentario