(Tebeos históricos) Don Óptimo

optimo tebeo 02

 

El tebeo que he escogido hoy para la sección de tebeos históricos es una parodia sobre el optimismo y el pesimismo, sobre qué pasaría con una actitud de botella medio llena o medio vacía llevada al extremo. El artista es Escobar y esta obra es Don Óptimo, un tebeo humorístico muy en la línea de los suyos (Zipi y Zape, Petra, Doña Tula) por lo que si os gusta alguno de ellos, tenéis otra lectura obligada como fans de los tebeos.

optimo tebeo 00Aunque en mi opinión el tebeo debería llamarse Don Óptimo y don Pésimo, ya que ambos forman una pareja cómica entrañable e inseparable, y dado que sin el uno, el otro no tendría sentido por su cuenta, se le da en cierto modo siempre más importancia a Óptimo que a Pésimo y no solo por tomarse solamente su nombre para el título, sino porque todo gira de un modo u otro en torno a él y a sus ocurrencias, quedando siempre relegado el pobre de Pésimo que está casi como si fuera su marioneta y que hace las veces de víctima y bufón, concentrándose casi todos los chistes en lo que a éste le suceda, siendo el 99% de las veces culpa de su orondo amigo que parece estar completamente inmunizado contra cualquier tipo de problema o traspiés.

optimo tebeo 01Óptimo y Pésimo son dos polos opuestos que se atraen muy fuertemente. Sus nombres indican claramente la forma de ser de cada uno y en eso se basa siempre el tebeo, en cómo para uno la vida es maravillosa siempre, en todas sus vertientes y cómo saca lo positivo hasta de donde no habría nada que admirar; mientras que el otro, que además de ser pesimista es un cenizo redomado, va vestido de luto perpetuo y no hace más que llevarse batacazos que ni siquiera le sorprenden porque su negatividad no le hacía pensar que algo buena le pudiera pasar nunca o, si eso, será porque le espera algo peor.

optimo tebeo 05Las historietas son siempre un soplo de aire fresco y tratan todo tipo de temas de una manera de lo más cómica estando relatadas de una manera amena y sin que haya jaleos argumentales ni un montón de personajes principales. A fin de cuentas eran historietas de revista de una sola página para entretener a los que las comprasen sin tenerles enganchados a un complejo guión, pero provocando el interés suficiente con el chiste fácil como para tener a los lectores nuevamente en cada nuevo número.

Al igual que otros tebeos de los que he hablado en la sección, existen también tomos recopilatorios con una selección de páginas de Don Óptimo, así que si los veis por vuestras librerías/rastros, no dudéis en echarle un vistazo y, si podéis, añadidlo a vuestra colección, porque merece mucho la pena y de cuando en cuando uno agradece estas lecturas ligeritas.

Sobre Rosi Ortega 350 Artículos
Apasionada de los cómics, la sociedad japonesa y los videojuegos. Twitter personal: @WishRosi

Sé el primero en comentar

Deja un comentario