(Crítica) Blood-C The Last Dark

blood-c-1Blood-C: The Last Dark es la película que vendría después justo de la serie de Blood-C, ésa realizada por Production I.G. y las Clamp y de la que hablé en el blog cuando me la vi, diciendo además que me había quedado con ganas de más Saya, saciándose en parte con este filme que Selecta Visión acaba de incluir en su catálogo de anime.

3Blood-C-The-Last-DarkCon una nueva historia, y sin mencionar más que de pasada los hechos ocurridos en la serie, Saya tendrá unos nuevos enemigos a los que vencer y estará rodeada de un montón de personajes a los que no conocemos de nada y a los que seguiremos sin conocer demasiado una vez acabada la película, sacando en claro que estaban simplemente como catapulta para que Saya sea capaz de llegar a estar cara a cara con la cabeza pensante de todo esto.

El ritmo de la película no era excesivamente rápido, más bien lo contrario y estaba bastante falta de acción, por lo que esta vez no habrá tanta sangre y desmembramientos, sino que lo que habrá a montones son ordenadores, teléfonos móviles y unos cuantos hackers, sin olvidarnos de que nuevamente hay experimentos científicos de por medio.

watanuki blood cBlood-C: The Last Dark no estaba mal, aunque está muy lejos de molar tanto como la serie, que ya desde el primer capítulo tenía su miga y en la que los cuatro últimos eran asombrosos.

Por supuesto, y ya que en la serie había tantas referencias a la tienda de xxxHOLiC (regentada en la actualidad por Kimihiro Watanuki), ha habido un hueco de unos cuatro minutos en los que se ha podido ver la tienda por dentro y por fuera, con el mismísimo Watanuki haciendo su trabajo y demostrando lo bien que ha aprendido de Yuuko a llevar el negocio. Como detalle, tan solo decir que si alguien entra a la tienda, es porque tiene un deseo y junto con Saya entra una chica nueva -con la que hay bastante tonteo lésbico y escenas de lo más yuri- pero de la que no se ve que pida nada, aunque es evidente que tuvo que hacerlo, porque ser una lapa no le da permiso a poder entrar a tan sagrado lugar, aunque siempre nos quedarán las dudas de qué pidió, igual que nunca sabremos el final de algunas de las obras de Clamp, que al menos con Blood-C se han portado, dentro de lo que cabe.

blood c hackerHay mucha gente a la que le encanta el final y endiosa esta película. Para mí no estaba mal, igual que la mayor parte del metraje era normal, sin más, sin demasiadas cosas a destacar, ni siquiera en el experimento de animación en el que se mezclaban algunas escenas en tres dimensiones entre las de dos. Si se hubiera profundizado más en los secundarios, se viera más a Fumito y hubiera más acción, sería una película recomendable para cualquier animeteca, pero así, al no haberme llenado tanto, creo que es ideal para los fans de Clamp y los de Saya y que no está mal para prácticamente cualquier otra persona, sabiendo siempre que ni es la bomba ni es mala.

Decimos adiós a los quirópteros, pero probablemente no a Saya, que seguro que, de un modo u otro, volverá con su espada.

 

Sobre Rosi Ortega 351 Artículos
Apasionada de los cómics, la sociedad japonesa y los videojuegos. Twitter personal: @WishRosi

Sé el primero en comentar

Deja un comentario