(Tebeos Históricos) Doña Tula, suegra.

doña tula cabecera

 

Este domingo, en el nuevo “episodio” de Tebeos Históricos me apetecía hablar de un tebeo que es bastante popular y querido por bastantes (entre los que me encuentro) a pesar de que no es demasiado largo, ya que estuvo serializándose en DDT tan solo desde 1951 hasta 1955 y después la censura acabó con él, haciendo que en 1959 el autor, Escobar, intentara darle un giro completamente diferente volviéndolo mucho más infantil y haciendo que perdiera toda la chispa y esencias con que nació, y quedándose ese nuevo tebeo en nada.

tulaCada historieta de este tebeo, cada una de las páginas de Doña Tula era una pequeña crítica a la sociedad con bastante mala leche, el trasfondo es de simplemente una familia normal en la que una pareja joven recién casada sin ningún tipo de colchón económico y con serios problemas para llegar a fin de mes vive con la madre de ella, que será una auténtica sanguijuela como suegra con su nada querido Clotildo.

Sin embargo, por más que le haga perrerías a Clotildo que, además, es bastante cafre y suele armarlas finas, Tula no hace más que preocuparse por el núcleo familiar y por que todo vaya viento en popa, especialmente para ella y ya en segundo lugar para su hija y en un plano mucho más secundario estaría su bola desestresante, el hombre al que no duda en vejar e insultar siempre que tiene ocasión.

bandicam 2013-03-24 16-24-35-100Es por esto que Tula es una señora gruñona, siempre con un humor de perros, con más fuerza que una mula, pintas de marimacho y a la que nadie se atreve a toser, pero no solo eso, sino que ella es de la opción de “quien roba a un ladrón, ha cien años de perdón” por lo que se las ingeniará continuamente para estafar a todos aquellos que a ella le resulten unos espabilados, aunque en ocasiones no sean más que pobres curritos que intentan salir adelante en unos tiempos bastante difíciles.

Es una lástima que no haya demasiadas páginas de este tebeo publicadas, pero al menos las que hay -antes de que se cambiara por completo años después- son oro en paño, con las que echarse unas risas al mismo tiempo que uno ve reflejada una vez más una etapa muy oscura en la historia española.

Si podéis haceros con algún álbum recopilatorio o con las DDT originales, seguramente os encariñéis del garrote de Doña Tula, de su mala leche y de su ingenio y os dará bastante pena el pusilánime de Clotildo, mientras que veréis a su mujer como esa chica florero sin carácter, que desde luego es todo lo contrario a su madre, de la que estarían orgullosas las mujeres que, como buenamente podían y sin hacer demasiado ruido, pretendían reivindicar el sitio que les pertenece.

Sobre Rosi Ortega 355 Artículos
Apasionada de los cómics, la sociedad japonesa y los videojuegos. Twitter personal: @WishRosi

1 Trackback / Pingback

  1. (Tebeos históricos) La familia Cebolleta - nueve

Deja un comentario