(Tebeos históricos) La familia Trapisonda

Familia Trapisonda viñeta

 

El especial de tebeos históricos de hoy, en estos tiempos de crisis, es sobre La familia Trapisonda, una obra de Ibáñez en la que teníamos a cuatro familiares bajo el mismo techo. Un hombre, su hermana y los dos niños pequeños de ésta, vivirán mil y una aventuras a los lápices del autor que decidió que dos adultos compartieran piso y gastos para tener más fácil el ir tirando y que además los dos pequeñuelos no pasaran hambre, que era lo que les tocaba si no estuvieran viviendo con su tío además de con su madre, ya que del padre no hay ni rastro y económicamente en esta familia no es que estuviera nadie para tirar cohetes.

La familia Trapisonda: un grupito que es la monda, aunque nació en los años 50 del siglo pasado, tiene  una historia que parece que haya sido escrita ahora, en plena era de desahucios, suicidios, recortes… y aunque no es tan cruda como la realidad porque no puede permitírselo o la censura de la época de la dictadura de Franco metería mano ahí, deja leer entre líneas que las cosas no van nada bien, aunque para los poderosos no haya cambio alguno y además traten de disfrazar la verdad y cuenten los cuentos a su manera.

bandicam 2013-02-24 19-26-38-836Con la inocencia característica de la época, pero con un montón de puyas, este tebeo se centra en el humor con la chispa de Ibáñez que siempre ha sido de lo más chistoso y productivo, teniendo un montón de obras diferentes a sus espaldas.

Esta vez tenemos una vez más los tópicos de que el hombre es el cabeza de familia, por tradición machista y porque aunque se empezaba a contemplar un poco que la mujer tuviera sus ideas propias y su poderío, a nadie se le pasaba por la cabeza aún todo esto de la igualdad de género y lo mejor para ellas era que se ocuparan de la casa y de los niños y así es en la familia Trapisonda, aunque la hermana de Pancracio tiene muy malas pulgas y no se deja pisar por nadie y además es la única capaz de lidiar con sus dos monstruitos que le harán más de una barrabasada a su tío.

40trapison

Aunque el dibujo no dejara de evolucionar, las historietas eran independientes, sin una trama fija, sin un guión que las uniera todas, pero con cambios como que ellos, a pesar de no ser precisamente ricos, comenzaron a compartir su vida con una criada interna, la típica chica llegada de su pueblo que tanto se daba por aquel entonces y que ahora podría cambiarse más por gente del otro lado del charco, aunque raro es ya las que viven con la familia en lugar de ir los días que se les diga y cobrar por esos días o por horas de trabajo.

La cotidianeidad del día a día, sin aventuras llenas de peligros, fantasías y cosas raras, unidas a la manera tan coloquial y natural de hablar de los personajes, sin olvidarnos del dibujo de Ibáñez, me dejaban siempre con ganas de otra revista más para leer la siguiente historieta y, desde luego, ando con ganas de hacerme con algún álbum recopilatorio como por ejemplo los que hay de la colección Olé que publicó Ediciones B en los 90.

Una vez más, la fórmula del humor sencillo y los gags a raudales surte efecto y a mí no me queda más que un buen sabor de boca tan solo de recordar las páginas de historietas que os recomiendo que leáis.

Sobre Rosi Ortega 351 Artículos
Apasionada de los cómics, la sociedad japonesa y los videojuegos. Twitter personal: @WishRosi

2 Trackbacks / Pingbacks

  1. (Tebeos históricos) Petra, criada para todo - nueve
  2. İspanya’da Bir Trabzon Ailesi – La Familia Trapisonda | Trabzon'dan Dünyaya

Deja un comentario