(Tebeos históricos) Roquita

Roquita logo

 

De nuevo es domingo y, siguiendo con el ciclo quincenal de mi sección de Tebeos Históricos, hoy me apetecía hablar de un tebeo español de hace años, como si fuera prehistórico… vale, el chiste era fácil, pero es que de alguna forma había que presentar que nos íbamos de viaje (sin movernos de donde estemos) al pasado en una época en la que no había escritura ni un montón de cosas inventadas, pero es curioso porque sí había un montón de cosas retratadas que aunque no sean prehistóricas, le dan humor a Roquita, la protagonista del tebeo al que ella misma da el nombre y que fue creada por Gosset, como Domingón.

RoquitaRoquita odia la sopa y si muchos estáis pensando en Mafalda, debo advertiros de que aunque el odio esté al mismo nivel, en el caso de Mafalda (la creación más famosa del argentino Quino) ese tema no es el central para cada historia, además que en Mafalda tenemos tiras cómicas y no una historieta y de que el personaje es muy inteligente y le gusta soltar rollos filosóficos o con segundas lecturas y, no en vano, es uno de los pocos cómics que se hayan visto en repetidas ocasiones en los libros de texto. Roquita, sin embargo, tiene lo de la sopa como tema principal, no es una característica más de tipo descriptivo, sino que sin saber eso de ella, no tendríamos ninguna historieta porque en su día a día, tiene sopa para comer, no hay otra cosa en su cueva en la que habita con su madre, con su perro Pocaspulgas y con una ingeniosa y cabreada araña.

bandicam 2013-02-10 16-19-55-192Cada una de las páginas de Roquita, cada una de sus historietas, trata siempre sobre cómo intenta boicotear a su madre para no comer sopa, ya que es evidente que será su papeo, y sobre cómo su madre, en ocasiones, mira a engañar a su hija para que, de un modo u otro, coma sopa. Casi siempre Roquita se sale con la suya y consigue -aunque sea por azar- quedarse sin comer, lo cual considera un motivo de celebración. Lo que desconozco es por qué su madre insiste en intentar que su hija coma, si deja bien claro que es capaz de pasarse del aire y más barata que sale, además que se ahorraría de quebraderos de cabeza y no tendría que sisarle huesos al pobre cánido que forma parte de la familia y cuyo papel es un poco el de Odie en Garfield (ser pateado y puteado).

Por supuesto, Roquita es otro tebeo de humor con dibujo sencillo y sin demasiados fondos ni decoración ni nada, simplemente era algo que hacer rápido para tener las páginas semanales en las revistas de Bruguera en que fue publicada para que así su autor pudiera comer… y con suerte algo más que sopa.

Aunque los diarios dominicales no incluyan ya suplementos con tebeos, yo seguiré dando ideas uno sí y otro no para posibles lecturas y, de hecho, hay varios recopilatorios de Roquita por ahí en las tiendas o, si no, podéis conseguir revistas antiguas de segunda mano en rastrillos o similares, donde además habrá otras series de las que quizás ya haya hablado en esta sección o lo haga más adelante. También me podéis dar ideas a mí sobre cosas que podría leer, que no está de más conocer cosas nuevas, así que si se os ocurre algo que contar, usad los comentarios.

Sobre Rosi Ortega 358 Artículos
Apasionada de los cómics, la sociedad japonesa y los videojuegos. Twitter personal: @WishRosi

Sé el primero en comentar

Deja un comentario