(Crítica) House of the five leaves

house_of_the_five_leaves-2

 

Siguiendo con mis dosis de anime diario en vena, ahora me he terminado Saraiya Goyou (さらい屋 五葉) o House of five leaves, una adaptación de un manga de lo más original de Natsume Ono que los de Manglobe han comprimido en doce capítulos.

Mi género favorito de siempre han sido los seinen, aunque no tengo problemas en picotear un poco de todo y encontrar así cosas de lo más guays porque no me gusta cerrarme en banda, aunque es cierto, que cuando algo tira más, las oportunidades que se le dan o las ganas con que se le recibe son mayores, como ha sido en mi caso con House of the five leaves, una serie que me llamaba mucho la atención por su dibujo y estética, pero de la que en realidad no tenía ni pajolera idea sobre su argumento o lo que me encontraría en ella.

house_of_the_five_leaves-5La versión que he visto de la serie es la de NISA que nuevamente la ha llevado toda en un solo lote contenida en una caja dura con efecto rugoso e ilustraciones chulísimas y con artbook adicional de cartoné con imágenes a todo color y una breve guía de personajes y capítulos. Como extras en los discos, están también sus ya más que conocidos tráilers de otras licencias y el opening y ending sin créditos ni letra o traducción. ¿Recomendada? Sí, para tenerla junto con todas las demás de ellos que puedan interesaros también, al tener el mismo formato exterior, que quedan de lujo juntitas las cajas en una estantería, pero también la recomiendo porque es una serie de lo más distinta a la mayoría, aunque series de la época Edo hay muchas.

house_of_the_five_leaves-12Como decía antes, Saraiya Goyou es una serie única, tras un bonito opening que no sirve más que como introducción de una fascinante banda sonora, llega el primer capítulo en el que conocemos a un pequeño grupito que esconde un secreto que no tardaremos en descubrir, en cuanto que utilicen para su beneficio al pardillo de turno que aparece por allí, un ronin que andaba buscando curro y al que meten en sus turbios asuntos sin que él se dé ni cuenta de ello. El grupo, que se hace llamar internamente “Cinco hojas” andaba precisamente escaso de una y este hombre les viene que ni pintado, ya que aunque realmente en esa casa había cinco personas (y un gato) una de ellas era demasiado joven y pura como para que sus padres quisieran para ella un trabajo como el que ellos desempeñan junto con otras dos personas más. Lo diré sin rodeos, son secuestradores, aunque están en una especie de apartamento que a su vez es una tasca y de ese modo tienen montada su tapadera.

house_of_the_five_leaves-7Lo que me ha parecido más interesante de este anime es que los secuestradores tienen sus motivos para serlo y ni los que parecen unos santos lo son, ni ellos por ser secuestradores son horribles y repudiables, de hecho son todos de lo más humano y cada uno tiene sus problemas e inquietudes y eso es algo que mola muchísimo, especialmente en una serie en la que todo continúa para el siguiente capítulo exactamente en el punto en que se quedó en el anterior con una trama de lo más chula que queda acentuada por el dibujo y la música.

Los secretos y el pasado de Yaichi, Take, Ume, Matsu y Masa, quedarán más que explicados en estos doce intensos capítulos en una serie que queda bastante cerrada, aunque a mí me haya dejado con ganas de más aventuras.

Si queréis ver una serie tranquila (en cuanto a no tener demasiada acción) y en la que los personajes son capaces de lanzar palabras como puñales con verdades como puños cuando uno menos lo espera, y donde casi nada es lo que parece, echadle un vistazo a House of five leaves, porque como poco deberíais quedar prendados del dibujo y de la música. No hay desmembramientos, ni amoríos, pero es una serie un tanto zen y que también, pese a estar enfocada en otra época y otro lugar, nos vale para pensar en temas actuales que podemos ver de un modo u otro a nuestro alrededor.

Sobre Rosi Ortega 355 Artículos
Apasionada de los cómics, la sociedad japonesa y los videojuegos. Twitter personal: @WishRosi

1 Trackback / Pingback

  1. Fecha para la edición sencilla de House of Five Leaves en América - nueve

Deja un comentario