(Tebeos históricos) Anacleto, agente secreto.

anacleto cabecera

 

Vuelvo con mi sección de tebeos históricos que se publica aquí en nueve un domingo sí y otro no, con excepción de la primera entrega que fue junto con el estreno del blog en martes, que se dice que ni te cases ni te embarques, pero no dicen nada de estrenar blogs en internet. Bromas aparte, esta vez voy a hablar del que probablemente sea el tebeo más popular de Vázquez, uno de mis historietistas predilectos, ese hombre del que tantas anécdotas han contado sus compañeros de profesión tantas veces y que él mismo relataba en muchas de sus historietas como si nada. Además, podéis ver la película protagonizada por Santiago Segura en la que hace del propio Vázquez, porque no deja de ser una curiosidad y que está bastante bien aunque no sea como los tebeos; esa película, por cierto, se llama “El Gran Vázquez”, que no se me olvida comentaros el título para que no os volváis locos buscando.

Para no seguir yéndome por los cerros de Úbeda, y por si no habéis leído el título ni visto la foto de la cabecera, ya os digo que hoy me he propuesto hacer un post sobre Anacleto, agente secreto, del que me he leído un montón de cosas a lo largo de mi vida entre las diversas revistas de Bruguera (y recopilatorios de revistas, y recopilatorios de obra…) que han llegado a caer en mis manos y que además tengo por casa.

anacletoAnacleto, agente secreto nació en una época en la que las películas de espías estaban de moda (como ahora puede estarlo la temática zombie) y de hecho Anacleto, el protagonista, parece un James Bond de medio pelo, una parodia de cómo debería ser un agente secreto de verdad a la hora de descifrar ese código secreto al que accede, saber guardar ese microfilm tan valioso o ser capaz de vencer a sus enemigos y llegar hasta ellos usando el raciocinio más que la buena suerte o el azar que le terminan llevando hasta la guarida de los malos, o del malo, ya que muchas veces es el propio Vázquez el que había tramado todo para hacerse el rey del mundo, conseguir mucho dinero para saldar cuentas (o irse a Las Bahamas, donde no puedan encontrarle sus acreedores) o simplemente para reírse de la caricatura que él mismo ha dibujado.

Anacleto es en realidad mucho más un Austin Powers que un hombre de acción y con la cabeza sobre los hombros, pero al mismo tiempo es un eterno soltero que no tiene su “mojo”. Al no ser demasiado inteligente, a menudo interpreta mal las señales o códigos que le llegan y tiene un extraño imán para acabar en el desierto del Gobi dando vueltas con más sed que un dromedario y tomando incluso cosas que le den aún más sed, como anchoas o bacalao sin tener nada que beber.

anacleto secuestradoComo digo, este personaje es de lo más torpe y el humor reside precisamente en eso, siendo potenciado además enormemente por el dibujo del autor en el que se ve que cada trazo y cada pequeño detalle de sus dibujos da un enorme significado de manera gráfica a lo que el lector se vaya a encontrar después. Vázquez sería un morrudo, pero también un tío de lo más ingenioso y yo estoy convencida de que le encantaba dibujar y hacerlo todo lo mejor posible para dejar claro a sus lectores lo que quería transmitir, a través de sus viñetas al menos veo ese cariño a su público, a esos admiradores y a esa mano que le daba de comer.

Las historietas, por cierto, antes de que se me olvide, solían ser cortitas, de entre una y cuatro páginas y normalmente eran conclusivas, dándose paso a otra nueva historieta para el siguiente número de la revista para la que le tocara entregar más Anacleto, aunque a veces los chistes se reciclaban o había casos muy similares, pero igualmente uno se lo leía con ganas y esperaba al siguiente porque siempre había algo que merecía la pena en cada uno de los números, aunque solo fuera por ver otra vez cómo nuestro héroe de pacotilla terminaba secuestrado y liberado en el último momento porque su jefe le había puesto en secreto unos micrófonos y un rastreador.

¡Nos vemos con la siguiente entrega de “tebeos históricos” en dos semanas! ¡Pero nueve se seguirá actualizando cada día con diferentes contenidos, ¡no os lo perdáis!

Sobre Rosi Ortega 355 Artículos
Apasionada de los cómics, la sociedad japonesa y los videojuegos. Twitter personal: @WishRosi

1 Trackback / Pingback

  1. (Tebeos históricos) Ana y Cleto - nueve

Deja un comentario