(Crítica) Katanagatari

katanagatari

 

Antes de entrar en el 2013, durante los últimos días del pasado año, estuve viendo Katanagatari (刀语, カタナガタリ) en la versión de NISA que además de ser una edición combo (DVD y BD) en dos volúmenes con media serie en cada uno de ellos y sendos artbooks de lo más bonitos, tiene la particularidad de que solamente cuenta con el doblaje original (en japonés) y subtítulos en inglés.

Esta serie de doce OVA de 50 minutos de duración cada una de ellas, adapta las novelas ligeras de NisiOsiN en las que se habla de lo que se conoce como “cuentos de la katana” dentro de su serie de cuentos o monogatari a la que pertenecen por ejemplo Bakemonogatari, Nisemonogatari o Nekomonogatari. Cada una de estas OVA salió en su día a una por mes, desde enero de 2010 hasta diciembre y la animación ha corrido a cargo de un estudio no muy conocido llamado White Fox, que también ha trabajado con las adaptaciones de Tears to Tiara y de Steins;Gate, por citar un par de ejemplos.

Katanagatari_Vol_1_SCR_04Katanagatari es una serie por la que los fansub del panorama internacional se volvieron locos en su día, todos querían hacerla por su estética visual y porque no era un infierno de carteles a editar como había pasado con Bakemonogatari, lo que nadie sabía por aquel entonces es que su historia fuera a molar tanto y que sus dos personajes principales fueran a ser tan guays juntos y a vivir tantas aventuras de lo más variadas.

La historia comienza tras un pequeño flashback que no comprenderemos muy bien de primeras, en el que se ve a Togame -la protagonista- de niña, sufriendo por ver cómo matan a su padre. Después, esta chica ya crecida está mirando a recuperar doce katanas especiales de Shikizaki Kiki sobre las que hay más secretos de los que ella cree al relatarle lo que conoce a Shichika, el que será su compañero de viajes, su katana que conseguirá las otras para ella, sin preguntarse para qué tiene que hacerlo ni nada por el estilo, ya que él no es más que un cabeza hueca, muy diestro para las artes marciales y séptimo de su estirpe dentro de un arte de espadachines sin espada llamado Kyoto Ryuu.

Katanagatari_Vol_1_SCR_12Como podéis imaginar, cada capítulo se centrará en una nueva aventura para recuperar una nueva katana. Aun así, todas serán tan diferentes y la relación entre ambos protagonistas cambiará tanto a pasos agigantados con nuestra queridísima estratega tsundere, que nunca habrá repetición de situaciones (más allá de puñetazos y golpetazos de Togame a Shichika) y además no faltarán las sorpresas.

Con ninjas, samuráis, enemigos de lo más malvados y desalmados y otros tantos con los que charlar y simplemente desafiarse de manera honorífica calmada por ver quién es mejor y realizando alguna apuesta para hacer el combate más interesante, capítulo a capítulo he estado enganchada a las conversaciones entre mi querida Togame y el pánfilo (pero de enorme corazón) de Shichika y de cómo se relacionaban con el resto de la gente que salía a su encuentro, incluidos los ninja Maniwani que serán bastante hábiles en sus ninpo y sus cosas, pero son unos chapas bastante imbéciles.

Katanagatari_Vol2_SCR_03 (1)Más divertido e intenso que buscar las bolas del dragón y sin llegar a perder el rumbo a mitad ni tener aburridos capítulos de relleno, este anime con un ending diferente en cada episodio y dos opening en total, cuenta con un dibujo lleno de gruesos trazos como de pincel de caligrafía japonesa y unos colores y decoración que recuerdan a las cartas de las barajas de hanafuda y nos retrata a su fantástica manera una era shogun de lo más peculiar que a mí me ha dejado prendada.

Son muchas las cosas buenas que podría decir de Katanagatari, y para fortalecer mis motivos por los que la recomiendo encarecidamente a cualquier lector me podría liar a dar razones, pero con ellas os quitaría parte de la sorpresa y creo que cada cual tiene que aprender a extender el Cheerio por su cuenta mientras se parte un rato la caja con los morritos y caras de Togame o con las respuestas tan inocentes de Shichika, para después desencajarse la mandíbula en los momentos de acción con las peleas sin igual y el Shichika Hachiretsu Neo.

¿Y tú? ¿Conoces Katanagatari?

Sobre Rosi Ortega 351 Artículos
Apasionada de los cómics, la sociedad japonesa y los videojuegos. Twitter personal: @WishRosi

3 Trackbacks / Pingbacks

  1. (Crítica) Nekomonogatari Kuro - nueve
  2. Vuelve Caster a Fate/Extra CCC - SavePoint
  3. Tráiler del anime de Super Sonico - nueve

Deja un comentario