(Crítica) Rompe Ralph

Rompe Ralph, la nueva película de Disney y Pixar que llegará a la gran pantalla para estas navidades y que incluye el cortometraje Paperman me ha parecido una película para la que no vale la pena pagar el suplemento del 3D, pero sí verla sin falta y especialmente si además de la animación os gustan los videojuegos.

Cuando me enteré por primera vez de la existencia de esto (más o menos cuando se lanzó un vídeo de lo más divertido que en mi entorno se comentó bastante) mi vena friki captadora de cosas molonas me alertó y me dijo: “oye, que esto no es Toy Story 25 y pinta muy bien, encima salen personajes de videojuegos de verdad.” Los hay que tienen esa vena dormida, les engaña como a cosacos o qué sé yo, pero en serio, si vuestra intuición ya os avisa de algo, intentad hacerle caso, porque el subconsciente es muy poderoso.

En qué está basado el videojuego que protagoniza Ralph en la tierra de juegos en la que habita está claramente inspirado en Donkey Kong con la figura Jump Man antes de que se le conociera como Mario. Ralph vendría siendo ese mono que da nombre al juego, aunque todo el amor y los méritos van para Mario/Jump-Man y, de hecho, precisamente la película trata sobre cómo estos personajes de videojuego, con su trabajo rutinario por las mañanas (entretener a los niños en los recreativos desempeñando el papel que se les ha asignado) y su vida corriente por las noches, tienen sus sentimientos, sus inquietudes, sus problemas… Pero seré más clara, Ralph siente envidia de que todos los mimos, los vítores, los regalos, sean para Fix-it Felix (Arregla Félix) la otra cara de la moneda, ésa que arregla lo que a él le toca romper, hasta que nuestro orondo protagonista se cansa de ser siempre el segundo plato, tiene envidia porque nadie le admira, nadie le quiere e incluso todos le evitan porque creen que no es más que una mala bestia de lo más peligroso y sin sentimientos, aunque él en el fondo no sea más que un pobre tonto de buen corazón, un tipo de personaje de lo más usual en las historietas.

Los tráiler que se ponen para promocionar las películas muchas veces son un engaño, a veces te sacan todo lo bueno ahí (con spoilers incluidos) y otras uno no ve nada llamativo y luego las películas resultan ser la bomba. Sin embargo todos y cada uno de los que se han hecho de Rompe Ralph molan y especialmente el de la terapia de grupo con malos carismáticos como Bison, Zangief, Eggman o Bowser, pero no os engañéis pensando que va a hablarse de juegos reales, ya que esto es algo puesto a modo de cameo, un guiño cariñoso que adorarán los gamer, pero que no son más que un par de escenas sueltas, ya que el grueso de la acción se desarrollará en juegos inventados como el que da nombre a este producto cinematográfico, o también el Hero’s Duty (un mundo de un FPS que sería como una mezcla entre Battlefield, Call of Duty o Halo) del que saldrá una chica con unos ovarios muy bien puestos y que será uno de los personajes más importantes de la película, junto con el propio Ralph, Félix y otra chica entrañable a la que conoceremos en un paraíso azucarado, un juego de karts de lo más mono en el que transcurre la segunda mitad de la cinta aproximadamente.

El dibujo es de lo más encantador (y revelador, ya que se nota qué tipo de personaje es cada uno solo con ver su diseño) y se nota lo mucho que les gustan los videojuegos a los de Pixar, ya que el coloreado, los fondos, los escenarios… todo encaja perfectamente con los tres tipos expuestos, el de plataformeo 2D estilo retro, el FPS con graficazos y tirando siempre del hiperrealismo y los karts, con aire más infantil, colorido y mono.

Obviamente la empresa que ha hecho esto no solo tiene dinero para invertir en grandes proyectos, sino que sabe lo que se hace y se nota no solo con los diseños o la animación -sobresaliente en algunas escenas y que no baja de notable en ninguna-, sino que la música que acompaña también es una pequeña delicia para los oídos y no sé qué tal estará el doblaje en castellano, ya que yo la vi en versión original con unas voces en inglés increíblemente buenas con una vocalización, tonalidades y, en resumen, interpretación perfectas.

Argumentalmente no sorprende, pero es tan entretenida y está tan llena de momentos humorísticos, que Rompe Ralph va a dar mucho que hablar estas navidades desde que se estrene el día 25, y yo que me alegro, porque he disfrutado mucho de ella y me encantaría tener alguna pijadita de Vanellope en mi colección particular, así que me tocará asaltar la Disney Store para hacerme con una taza, un pijama o cualquier cosa que calme mi ansia de tener a una pequeña niña medio ninja en mi vida.

Cuando veáis la película, quedaos hasta después de los créditos, que hay una pequeña sorpresa que os agradará y si queréis comentar algo o preguntar lo que sea, no dudéis en hacerlo.

Sobre Rosi Ortega 349 Artículos
Apasionada de los cómics, la sociedad japonesa y los videojuegos. Twitter personal: @WishRosi

2 Trackbacks / Pingbacks

  1. The Blue Umbrella será un corto que acompañará la nueva película Monsters University - nueve
  2. Tráiler de Monsters University - nueve

Deja un comentario